La microdermoabrasión consiste en la remoción mecánica y controlada de los estratos más superficiales de la piel, produciendo una exfoliación muy suave que comprende al estrato córneo y granuloso, pudiendo llegar eventualmente a la dermis papilar.

Este equipo permite realizar peelings mediante la acción de cabezales abrasivos recubiertos de pequeños diamantes. La acción de estos cabezales, sumada a una vacum-movilización (por acción del vacío), elimina las capas viejas de la piel, dejándola fresca y sin imperfecciones.


Acné Arrugas Previo a la aplicación de determinados principios activos en la piel, para optimizar su absorción
Pequeñas cicatrices Surcos de la expresión  
Fotoenvejecimiento Melasma  
Hiperqueratosis Reducción de poros abiertos  
Estrías Pieles seborreicas  



z